IMD World Digital Competitiveness Ranking 2019

IMD World Digital Competitiveness Ranking 2019

IMD World Digital Competitiveness Ranking 2019

¿Estamos contentos/ -as que España está en el puesto 28 respecto al IMD World Digital Comtetitiveness Ranking2019?

Si miramos este ranking vemos que 10 paises de la UE están delante de España (sin UK): Suecia (3), Denamarca (4), Holanda (6), Finlandia (7), Alemania (18), Irlanda (19), Austria (20), Luxemburgo (21), Francia (24), Belgica (25) e España (28).

España es la economía número 3 en la UE (sin UK).  Si las empresas y la PYME de España tiene que competir con las empresas y la PYME de los paises que están delante de España en el ranking los propietaros, consejeros y directivos deben revisar y actualizar su estrategía para los próximos tres años. La transformación digital tiene un impacto en todos los niveles de una empresa. La transformación digital es un largo camino. Cada estrategia para este camino debe basarse en las posibilidades y herramientas de la tecnología digital.

La estrategia debe contemplar los siguientes niveles:

– Nivel de tecnología

– Nivel de transacciones

– Nivel de soluciones

– Nivel de aplicaciones

Además en cada nivel se puede identificar cuatro elementos claves:

– Diseño de valor

– Creación de valor

– Entrego de valor

– Facilitador de valor

Cada empresa necesita su propio guion para planificar, preparar, lanzar y realizar su transformación digital en el tiempo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Proyecto de Implantación de Software y claves de éxito

Proyecto de Implantación de Software y claves de éxito

¿Quieren conocer los errores más comunes respecto a una implantación de un sistema como por ejemplo ERP, CRM o gestión de documentos? BARCELONA PUFFIN CONSULTING ha hecho un listado de 10 puntos de mejora para la PYME y sus proyectos de la transformación digital:

1) Ausencia de objetivos y plazos

Uno de los errores más comunes ocurre justo al inicio del proyecto. Como regla general, la dirección encarga un pedido interno por ejemplo para la introducción o conversión del sistema ERP o CRM. El director de proyecto seleccionado es honrado y con gusto asume la administración del proyecto. No es infrecuente que haya poca o ninguna duda sobre las intenciones y los plazos que se persiguen en este momento. El proyecto se inicia sin ninguna aclaración sobre si tiene algún sentido y se puede implementar de la manera deseada.

2) Objetivos pocos detallados

El siguiente error se sigue directamente: el proyecto debe implementarse rápidamente, los trámites molestos, como la definición detallada de objetivos, se realizan de manera rápida y poco cuestionable. La fórmula SMART para objetivos no debe considerarse como un deber, sino que debe entenderse correctamente como la piedra angular de un proyecto exitoso: los objetivos específicos, medibles, atractivos, realistas y programados se convierten en el elemento central de negociación en la fase de inicio del proyecto. La honestidad y la sencillez del director del proyecto son inconvenientes, pero dan resultado durante todo el proyecto.

3) Equipo de proyecto por disponibilidad

Un gran arte es conseguir las mejores personas para el proyecto. Especialmente las personas buenas son difíciles de encontrar en sus departamentos. Sólo la obstinación ayuda aquí. Debido a la armonía y las limitaciones de tiempo autoimpuestas, la selección de los miembros del equipo a menudo se basa en su disponibilidad. Se debe hacer especial hincapié en la experiencia, la experiencia y las habilidades de comunicación. Si, por razones de costo, los consultores externos son rechazados por completo, el proyecto tiene una probabilidad mucho mayor de fracaso.

4) Comunicación sin precisión

«Nunca dije eso», tales oraciones caen en casi todos los proyectos de sistemas. Si no trabaja por escrito desde el principio, comenzando con el trabajo interno y la definición de la meta del plan del proyecto y la aprobación de todas las partes interesadas, esto puede poner en peligro el éxito del proyecto. Ciertamente, algunas decisiones se toman más rápido de esta manera, simplemente no están claramente formuladas, compartidas por todos y no son transparentes.

5) Maquillaje de la realidad

En una fase temprana del proyecto, se registra el estado real de los procesos y las figuras clave. Hay dos tipos de correcciones cosméticas dañinas: por un lado, el estado quo se presenta de una manera peor para que sea más fácil lograr el objetivo. Por otro lado, los responsables del estado actual quieren ocultar errores y hacer que la situación se vea mejor de lo que es. Hacer de la apertura y la honestidad una virtud fundamental del equipo del proyecto, sin compromisos.

6) Selección del sistema por intuición

Después de un año, muchas compañías no pueden decir exactamente por qué eligieron este sistema. A menudo, es un empleado o proveedor de servicios el que dice «este o ese sistema sería ideal para usted». Por lo tanto, la decisión ya está fijada y se consultará para el cumplimiento de sus obligaciones con otros dos proveedores que presenten su solución desde el principio sin una oportunidad. Por lo tanto, especialmente con la selección del sistema, se debe consultar a un consultor externo experimentado y verlo claramente en el mostrador.

7) Individualización versus estandarización

El software debe adaptarse al proceso y no al revés. Eso suena intuitivamente obvio, pero no es cierto. Los sistemas modernos representan procesos esenciales con estándares de la industria que pueden ser individualizados. Sin embargo, un gran error es implementar todos los requisitos de comodidad de los departamentos especializados 1: 1. Esto resulta en altos costos de programación adicional y el sistema a menudo es muy difícil de administrar. Adherirse a los estándares siempre que sea posible, y preferiría permitir que los colegas se acostumbren a ellos cuando el cálculo de costo-beneficio habla en contra de la individualización.

8) Presión de tiempo

A menudo se ejecuta a través de todo el proyecto: «Tenemos que cumplir con el calendario, necesitamos una decisión ahora». ¿Por qué? A menudo, no importa si el sistema se introduce un mes antes o después. Un calendario de creación propia no debe poner a todo el equipo bajo presión y terminar poniendo en peligro el éxito. Esto es especialmente cierto al elegir el sistema: Tómese su tiempo. Si la decisión no es completamente clara y está respaldada por todos, entonces nos reuniremos más tarde.

9) Premiar la velocidad sobre la calidad

El lanzamiento de operaciones en vivo es el centro neurálgico de cualquier proyecto de un sistema de software. En ninguna parte es tan grande la probabilidad de fracaso. En ninguna parte es tan clara la calidad de la gestión de proyectos. Por lo tanto, es incomprensible que muchos sistemas se introduzcan demasiado pronto. Las funciones no están suficientemente probadas, la transferencia de datos está incompleta y los usuarios clave no están suficientemente capacitados. Aquí, también, el ajetreo y el bullicio juegan un gran papel. No ejecute el software hasta que se hayan hecho todos los preparativos.

10) Con la implantación del sistema el trabajado de verdad ha empezado

Una vez introducido, un sistema rápidamente deja de ser interesante. La dirección del proyecto ha recibido su premio, la gerencia está satisfecha, todo está funcionando, aparentemente. Si miras más de cerca, el retrabajo ahora comienza en muchos lugares. El nuevo sistema debe documentarse en detalle, aquí y allá aún son necesarios los ajustes, algunos datos deben transferirse. Pero nadie dirige estas actividades. Mantenga la atención en el proyecto, comunique el trabajo después de la introducción y exija los recursos para ello.

La PYME necesita una dirección de proyectos profesional del principio hasta el sistema está incorporado por completo en las tareas diarias de todos los usuarios. También el equipo que lleva un proyecto debe ser lo mejor posible en calidad y en experiencia.

 

 

 

 

 

Hemos visitado Advanced Factories 2019

Hemos visitado Advanced Factories 2019

Hemos asistido a la exposición Advanced Factories #AF2019, celebrado en Barcelona del 9 al 11 de abril de 2019. Una exposición que gira entorno a tres conceptos: automatización industrial, digital manufacturing e industria 4.0.

Paseando entre los stands de los expositores uno se da cuenta de la multitud de soluciones que se van desarrollando cada día para abordar las distintas problemáticas que se va encontrando la industria manufacturera. Las hay que ya tienen años de solidez, otras irrumpen fruto de la innovación con un fuerte componente digital.

Hemos podido ver robots de todo tipo, desde los más clásicos que trabajan en celdas donde no pueden entrar los empleados de la fabrica por peligro de que el robot les rompa la cabeza, hasta los robots colaborativos, llamados cobots, que están diseñados y programados para colaborar con los empleados.

También hemos visto todo tipo de automatismos, esto es, dispositivos electrónicos destinados a gobernar procesos donde intervienen multitud de elementos mecánicos, y cuya sincronización sería impensable sin un PLC o incluso un mini-ordenador. Junto con estos dispositivos se podía ver todo tipo de software industrial destinado a gestionar estos dispositivos.

Pero lo que realmente hay que detectar cuando uno va a una exposición de este tipo son las tendencias. ¿Hacia donde van las cosas?. En este caso, ¿hacía donde va la industria manufacturera?

La fabricación aditiva 3D avanza imparable

La fabricación aditiva, también conocida como fabricación por impresión 3D, es una ejemplo claro de cambio disruptivo en la industria manufacturera. Donde antes se usaban moldes e inyección de plástico, ahora se puede fabricar la misma pieza con la fusión de poliamidas, de manera aditiva, hasta conseguir la pieza final. Incluso piezas complejas ahora pueden ser fabricadas con la tecnología aditiva cuando antes eran difícilmente elaborables por los métodos tradicionales.

La fabricación aditiva facilita enormemente la fase de prototipado, pues los retoques sobre el modelo digital se pueden comprobar elaborando una pieza prototipo en muy poco tiempo. Si hablamos de producir en serie, ya existen impresoras destinadas a la producción final, capaces de producir un elevado número de piezas diarias.

Es el ejemplo de las Hewlett Packard y su tecnología Jet Fusion. En las fotos podéis ver la HP Jet Fusion 3D 4200 y algunas de las piezas que se pueden imprimir usando poliamida PA11 o PA12. Como podéis ver hay desde piezas ortopédicas, recambios industriales, piezas de automoción, tanto prototipos como piezas finales. Estas «impresoras» son auténticas máquinas de producir piezas a partir de la materia prima de las poliamidas. Para ello hace falta diseñar la pieza en un sistema tipo CAD, y posteriormente aplicar algunos ajustes y entregarlo a la «impresora» para que lo acabe fabricando.

Cuando hemos preguntado a los expertos nos dicen que a parte de la fusión de las poliamidas existen otras tecnologías de fabricación 3D. Podríamos decir que dependiendo del producto y de sus características, se deberá usar una tecnología u otra.

La buena noticia para las empresas que quieran probar sus prototipos, antes de fabricar a escala, es que no hace falta comprarse una «impresora 3D». Se puede contratar un «service bureau» que consiste en un servicio que prestan algunas empresas para la fabricación de la pieza en sus instalaciones, vaya, como si fuera una copistería de toda la vida.

Los robots colaborativos (cobots)

Los cobots son los robots que pueden interactuar con las personas, y que permiten ejecutar tareas conjuntas hombre-máquina sin necesitad de establecer perímetros de seguridad o vallas protectoras.

Hemos visitado el stand de KUKA Robotics donde hemos podido interactuar con el robot colaborativo LBR iiwa. Un robot que va más allá de la colaboración con el ser humano. Hemos probado su solución de realidad aumentada que permite enseñar al robot cómo debe ejecutar una determinada tarea.

La visión de KUKA es que ha empezado una nueva era de robótica industrial y sensitiva per permitirá procesos de producción innovadores mediante la colaboración de humanos y máquinas para realizar las tareas más sensibles.

¿Cómo será la industria manufacturera del futuro?

Dicen algunos expertos que las fábricas del futuro serán más flexibles que las de ahora. En lugar de disponer una larga línea de ensamblaje por donde circula el producto a medida que se va elaborando, los expertos visionan un sistema matricial de estaciones de trabajo con varios robots, cobots y personas, de manera que en cada una de estas estaciones se desarrollan uno o varios trabajos sobre el producto semi-elaborado.

Supongamos una pieza que entra en una estación de trabajo para ser tratada. La pieza lleva información de qué precisa de esta estación en la que acaba de entrar. En función de esa información, los robots y cobots ejecutarán unas tareas concretas sobre la pieza, finalmente la pieza seguirá su camino hacia la siguiente estación de trabajo. La siguiente pieza que entra podría necesitar de otras tareas, y por lo tanto la misma estación de trabajo también tendría capacidad para ejecutarlas.

Uno de los ponentes en el congreso Industria 4.0 que se celebraba dentro de la exposición dijo que en las factorías del futuro él visiona que las estaciones de trabajo serán sin cables, obteniendo la energía del suelo, y la conectividad wireless mediante el 5G. Este tipo de setups permitiría una gran flexibilidad a la hora de configurar la fábrica para un determinado producto y lote, y posteriormente cambiar la configuración para otro producto y otro lote.

En la misma sesión los ponentes estaban de acuerdo que la “guerra” de los buses de comunicación ha terminado, que poco a poco se ha ido imponiendo el Ethernet/IP. Aún con esto, algunos visionan que el estándar del futuro será OPC-UA.

Mantenimiento predictivo 

Todos están de acuerdo en que es mejor prevenir que curar. La tecnología actual permite predecir las anomalías en muchas de las máquinas que configuran una fábrica. Saber detectar los problemas a tiempo puede ahorrarnos un paro no programado de la planta, con la consiguiente alteración de la producción y finalmente consecuencias económicas negativas.

Para predecir el comportamiento de las máquinas varios expositores ofrecen soluciones basadas en la sensorización para detectar anomalías de manera precoz. Aquí juega un papel determinante el IIOT (Industrial Internet of Things).

¿Qué papel jugará el 5G en la industria manufacturera?

Si hacemos caso a cómo los expertos consideran que será una fábrica del futuro, la mayoría de ellos coinciden en que las estaciones o celdas de trabajo deberán ser flexibles, sin cables, para atender a los cambios de la demanda de fabricación. Ello conduce a que la conectividad de los automatismos, de los robots y cobots deberá ser inalámbrica.

La tecnología 5G será idónea para ofrecer este tipo de servicios inalámbricos y a la vez mantener un elevado grado de robustez y ciberseguridad. El 5G ya ha sido estandarizado pensando en varias aplicaciones para el entorno industrial. Las ventajas que el 5G puede aportar a los entornos industriales son las siguientes, entre otras:

– Adecuado para las comunicaciones críticas y robusto, lo que en el estándar se ha venido a llamar Ultra Reliabre and Low Latency Communications (URLLC), con latencias iguales o inferiores a 1 milisegundo, y una confiabilidad del 99,9999%.

– Internet of Things masivo, permitiendo así aumentar la densidad de dispositivos conectados a la red por unidad de área. El 5G está diseñado para soportar un elevado número de dispositivos conectados en la fábrica.

– Elevada tasa de transmisión, Enhanced Mobile Broadband, que permitirá la conexión de alta velocidad para las herramientas como las gafas de realidad aumentada tipo Hololens de Microsoft, o las de realidad virtual, que se convertirán en una herramienta del día a día para muchos operarios en la planta.

– Edge distributed cloud computing, es una revisión del cloud para que la computación se ejecute lo más cerca del cliente. En nuestro artículo de “hemos visitado el MWC19” dimos un esbozo de cómo va a ser este edge cloud.

Las redes 5G serán desplegadas por los operadores de telefonía móvil (MNO), puesto que el 5G es la evolución natural del 4G y dichos operadores son los encargados de explotar las concesiones de espectro electromagnético asignado por los gobiernos. La misión de los operadores es ofrecer servicios a través de estas tecnologías.

Sin embargo también es cierto que determinadas industrias podrían llegar a procurarse sus propias redes privadas de 5G para poder atender a la complejidad de sus fábricas, sin necesidad de depender de los operadores de telefonía móvil. En este sentido el gobierno de Alemania, consciente de la importancia del 5G en la industria, ha reservado 100 MHz del espectro electromagnético para asignarlo a la industria. En la reciente feria de Hannover Messe (Alemania) ya pudimos leer varias noticias que confirmaban el noviazgo de los fabricantes de 5G con los sectores industriales.

Conclusiones

de las ponencias que hemos asistido del congreso Industria 4.0 hemos detectado que para las factorías del futuro se persiguen objetivos como: autonomía, flexibilidad, rapidez, escalabilidad, automatización, digitalización, convergencia de IT con OT, mantenimiento predictivo, entre otros. Para hacerlo realidad se necesitaran herramientas de la industria 4.0 como: robots colaborativos, robots sensitivos, inteligencia artificial, internet of things para el ámbito industrial, big data, conectividad wireless (5G), computación edge, computación cloud, realidad aumentada y realidad virtual; todo ello bajo un estricto sistema de ciberseguridad.

4YFNStartupsBarcelona022019

4YFNStartupsBarcelona022019

 

Barcelona Puffin Consulting visita la feria 4YFN (four years from now) de startups en Barcelona

Del 25 hasta el 27 de febrero muchos startups estaban presentes en la feria de Montjuic de Barcelona. Los campos de negocio expuestos eran los siguientes: alimentación, electrónica para el consumidor, energía, finanzas, movilidad, multimedia, operaciones, producción, retail, salud, seguros, smart cities y videojuegos.

Durante estos cuatro días la PYME ha tenido un buen mostrador sobre las últimas tendencias de la digitalización. La PYME ha podido ver los retos de la transformación digital para los próximos años, pudiendo sacar lecciones de cómo competir en el futuro basándose en casos de éxito.

Barcelona Puffin Consulting habló con muchos startups que ofrecen soluciones interesantes para la PYME.

En este artículo os presentamos tres de estos startups: Factorial HR, Findalia y Situm indoor positioning.

Factorial HR

Esta aplicación permite gestionar los recursos humanos de una PYME. La herramienta permite digitalizar las tareas de la función de los recursos humanos. Ausencias, bajas y vacaciones se registran mucho más fácil. La entrega de las nóminas es automática. La herramienta crea informes individualizados. Toda la información que utiliza una PYME está en la misma ubicación.

Findalia

Esta aplicación permite gestionar facturas, tickets de compra y garantías de artículos comprados. Además, esta herramienta digital permite localizar los propietarios de artículos perdidos o robados. La PYME puede utilizar esta herramienta para reducir sus costes de servicio respecto a garantías, de trazabilidad y para estar en contacto con el cliente.

Situm

Esta tecnología ofrece a la PYME la localización y navegación en interiores para smartphones con mínima infraestructura. La herramienta permite gestionar su propia cartografía, crear rutas en edificios con cambios de nivel, hacer un seguimiento de los usuarios en tiempo real y generar informes individualizados.

La feria 4YFN es una fuente enorme de tendencias, innovaciones y soluciones para la PYME.

Nosotros disfrutamos mucho estos tres días en el mundo de los startups. Sin embargo, ahora viene el paso más importante. En los próximos días, semanas y meses toca coger las mejores ideas de la feria e incorporarlas a la estrategia de la PYME.

¿Cómo harías este ejercicio de estrategia en tu empresa?

 

 

 

 

Hemos visitado el MWC19 Barcelona

Hemos visitado el MWC19 Barcelona

He estado cuatro días en el Mobile World Congress Barcelona #MWC19. Desde que en 2006 aterrizara en Barcelona he asistido a casi todas las ediciones. He podido comprobar de primera mano como en la última década alrededor de la tecnología móvil ha florecido un gran ecosistema de empresas tecnológicas. Actualmente el MWC se ha convertido en un evento donde se dan cita muchas de ellas, siempre con soluciones y productos innovadores.

Las estadísticas reflejan que cada vez más los usuarios prefieren interactuar con los servicios desde sus dispositivos móviles en lugar de sentarse delante de un ordenador. Incluso en el entorno laboral cada vez más la movilidad juega un papel clave. En este contexto proliferan los dispositivos, aplicaciones y servicios que nutren y sustentan el paradigma de la movilidad.

A continuación os relato las cosas más importantes que he visto en este MWC19, y que me parecen relevantes, ya sea por su novedad o por su futuro impacto. Seguro que me dejo muchas otras cosas, me disculpo por ello, pero actualmente el MWC aúna muchos intereses de muchas industrias distintas y es difícil captar todo lo que ocurre.

El 5G ya es una realidad

En esta edición del 2019 por todas partes se respiraba que la tecnología 5G está lista para usarse. Con la llegada de cada nueva tecnología móvil aumenta la velocidad a la que se transmiten los datos. Sin embargo, esta vez, también hay innovaciones sustanciales y nuevos conceptos en cómo se organiza la red del operador. La nueva arquitectura del 5G permite tener latencias muy bajas, es decir, que el camino que deben recorrer los datos hasta su destino se realiza mucho más rápido, o lo que es lo mismo, empleando menos tiempo para que los datos lleguen a su destino.

 

Para que el 5G sea una realidad hace falta que se alineen varios actores:

  • Los fabricantes de estaciones base y nodos de red deben tener lista la tecnología.
  • Los operadores deben instalarla en sus redes y disponer de espectro electromagnético (frecuencias) para usarla.
  • Deben existir aplicaciones y casos de uso para sacar partido al 5G.
  • Los fabricantes de dispositivos deben tener los gadges listos para los consumidores.
  • Los consumidores deben comprar esos gadges pensando que con ellos disfrutaran de una serie de servicios o experiencias nuevas.

En este congreso ya podía verse como cada uno de estos actores empieza a tener lista su parte. No obstante, es necesario que todos sigan avanzando a la par, y que cada uno de ellos vea que los demás cumplen con su parte. Solo así se podrán justificar las enormes inversiones que hay que realizar para tener infraestructuras y servicios basados en la tecnología 5G. 

¿Para que servirá el 5G?

De momento ya se intuyen algunos casos de uso, pero como siempre, la innovación sorprenderá el mercado y aparecerán nuevas maneras de usar el 5G que nadie había previsto. Se habla de los videojuegos como uno de los casos de uso más beneficiado. La capacidad de los dispositivos 5G para soportar video 4K cambiará cómo y dónde se juega. Los usuarios podrán disfrutar de nuevas experiencias y juegos online outdoor aprovechando la elevada tasa de transmisión y la baja latencia del 5G.

A partir de aquí, muchos serán los servicios que se verán beneficiados gracias al 5G. Podríamos citar el consumo de video, que no para de crecer, el internet de las cosas (IoT), el coche asistido, el famoso coche autónomo, y un largo etc. Estoy seguro que aprovechando los dispositivos y las redes 5G nacerán nuevos servicios innovadores que aún no han sido conceptualizados.

El 5G ha sido concebido no solo para traernos mayores velocidades, sino que también viene con grandes innovaciones en el corazón de la red que permitirán que se desarrollen nuevos servicios. Uno de los conceptos más innovadores que trae el 5G es el de edge computing, también llamado distributed edge cloud. La idea, muy resumida, es acercar la computación y el almacenamiento en la nube lo más cerca posible de los usuarios finales, y situarlas en el extremo de la red del operador.

Quizás con un ejemplo se entenderá mejor. Actualmente el cloud computing permite que desde mi dispositivo móvil yo pueda disfrutar de almacenamiento y de computación en la nube. Puedo usar una APP que me sirve de interfaz y de visualizador, pero en realidad los datos se computan y se almacenan en un data center que puede estar a miles de kilómetros.

La idea del edge computing es que mis datos no tengan que viajar tan lejos, hasta el data center, sino que los servicios a los que accedo estén distribuidos para que sean mucho más cercanos a los dispositivos que los consumen. Esta característica será muy relevante para los casos de uso que necesiten de una respuesta muy rápida de la nube, que necesiten una respuesta en tiempo real. Serán casos de uso donde los datos y su computación no podrá permitirse el lujo de realizarse a miles de kilómetros, sino que se necesitará de una ejecución y respuesta ultrarápida.

Estos conceptos cambiarán totalmente el panorama actual de dónde están almacenados los datos y dónde se están ejecutando las aplicaciones. Por un lado los operadores de telecomunicaciones jugarán un papel clave en la era del cloud distribuido, puesto que disponen de una red geográficamente distribuida. Por otro lado, los actuales proveedores públicos de cloud no tienen redes distribuidas, pero si tienen negocios muy desarrollados para hosting de aplicaciones, y ellos también están haciendo sus movimientos hacia el extremo, el edge. Ambos actores conocen las ventajas del edge computing, y lo más probable es que negocien y lleguen a acuerdos.

En los próximos años veremos cómo se reparte el mercado del edge computing, donde estoy seguro que los operadores de telecomunicaciones jugarán un papel importante pues quieren cambiar el escenario actual de blind pipe, donde ellos ven pasar los nuevos negocios de internet por dentro de sus redes sin poder sacar un rendimiento económico. Con el edge computing tienen algo que decir para cambiar este paradigma.

Smartphones

Una de las cosas más llamativas del MWC19 eran los stands de los fabricantes de smartphones. Cual joyerías que guardan celosamente sus diamantes, los empleados de los grandes fabricantes de smartphones vigilan celosamente sus dispositivos, manteniéndolos siempre limpios y brillantes. En esta edición ya se podían ver varios smartphones 5G ready: Samsung, LG, Huawei, ZTE.

Tanto Samsung como Huawei han exhibido sus smartphones plegables, que se podían ver pero no se podían tocar, cosa que hace pensar que todavía necesitan ser perfeccionados.

Ambos fabricantes tenían su nuevo gadge a buen recaudo, dentro de una vitrina, de manera que solo le he podido hacer una foto encerrado dentro del cristal.

 

Sony presentó el renacimiento de su línea Xperia, con la concepción de que sus smartphones están dotados de multitud de funciones profesionales para crear entretenimiento y experiencias. En su stand tenían montado un pequeño estudio donde se podía ver en acción su flagship con pantalla de 6.5 pulgadas, y pantalla con relación de aspecto de cine 21:9. 

Durante la última década los smartphone se han ido comiendo muchos otros dispositivos que habían existido. Empezaron comiéndose a los reproductores de música, continuaron con la cámara fotográfica. Ahora, con la gran capacidad de computación que tienen, unido a sus capacidades gráficas, les convierten en una seria amenaza para las consolas de videojuegos, e incluso para las cámaras de video profesionales.

Otros dispositivos 

En el stand de Microsoft se podían probar las Hololens que permiten superponer la realidad que vemos con datos y gráficos generados artificialmente, lo que Microsoft llama “mixed reality”. Una solución muy innovadora para entornos profesionales. El concepto permite tener las manos liberadas para  poder operar y manejar instrumentos y/o herramientas.

En HTC se podían probar sus dispositivos de realidad virtual (VR) con su tecnología VIVE. Su CEO pronosticaba que el impacto de la VR y la AR será incluso mayor que el impacto que tuvieron los smartphones. Pone como ejemplo que la estas tecnologías pueden utilizarse para educar a niños de zonas pobres y remotas.

El internet de las cosas (IoT) 

Ya hace un tiempo que venimos escuchando sobre las bondades del IoT, pero la verdad es que aunque su uso sigue creciendo, lo hace a un ritmo inferior al pronosticado. Así que prefiero no creerme las predicciones sino la tendencia.

No hay duda de que van en aumento los casos de uso en que es necesario conectar dispositivos remotos mediante una tecnología inalámbrica. Cuando hablamos de dispositivos conectados, nos referimos a cosas que no son smartphones, ni tablets, ni ordenadores. En este sentido, me gustaría hacer una distinción entre tres categorías de dispositivos conectados: 

Dispositivos de electrónica de consumo (gadgets)

Son dispositivos de consumo masivo, normalmente con una electrónica completa que permite ciertos niveles de computación, dotados de alimentación o bien de batería recargable periódicamente. Su propósito puede ser variado, pero en general son dispositivos que ya existían, pero que ahora se les dota de conectividad a internet con el propósito de aumentar sus prestaciones.

Ejemplos: una nevera, un reloj de pulsera, equipos de telemedicina, etc. 

Dispositivos IoT propiamente 

Para mi estos son los dispositivos IoT auténticos. Son mucho más pequeños que los primeros, con menos capacidades computacionales, y en muchos casos sin alimentación eléctrica, así que deben alimentarse a partir de una batería que, o bien se recarga periódicamente, o bien tiene una única carga que deberán administrar hábilmente durante toda su vida. Su propósito suele ser recoger datos muy concretos para entregarlos a la nube, que a su vez los agregará a los datos procedentes de otros dispositivos y con ello las aplicaciones de alto nivel podrán tomar decisiones.

Ejemplos: un sensor que de que el contenedor del reciclaje está lleno, un sensor de temperatura, o de polución, un localizador embarcado en un contenedor de mercancías, etc. 

Sistemas conectados 

Habría una tercera categoría, donde el ejemplo más paradigmático es el del coche conectado. En lugar de un coche podría ser una barca, un drone, un avión, etc. En estos casos el sistema es de gran complejidad, con numerosos subsistemas, dotados de AI, con numerosos sensores y algoritmos gobernando su autonomía. Pero aún siendo autónomos en algunas funciones, necesitan estar conectados para que parte de su autonomía sea gestionada desde la nube, y a su vez, los datos que puedan estar recogiendo en su “misión” sean recepcionados por la nube. 

Si bien las tres categorías tienen en común que son dispositivos que necesitan la conectividad, las características de los objetos conectados son bien distintas, así como la cantidad de datos que deben transmitir. Sea cual sea la tecnología que conecte al dispositivo con la nube, son varios los retos que afectan al mundo del IoT. Uno de los más importantes es la ciberseguridad. 

En breve escribiremos un artículo monográfico del IoT para mostraros más particularidades, y explicar qué tecnologías lo hacen posible y cuáles son los retos que se afrontan.

La Inteligencia Artificial (AI) 

Visitando el MWC19 queda claro que la AI jugará un papel importante en la era de los datos masivos. Así la inteligencia artificial está llamada a ser una herramienta que permita gestionar escenarios complejos, con cantidades enormes de datos generados por los propios usuarios y sus dispositivos conectados, o bien por objetos conectados cuya misión es reportar informaciones constantemente. La AI será imprescindible para analizar esas cantidades ingentes de datos y encontrar patrones, tendencias y comportamientos, que posteriormente permitan a las aplicaciones de alto nivel tomar decisiones acertadas.

La eSIM (embedded SIM) 

Ya hace tiempo que sabemos de las ventajas de la eSIM, pero hasta ahora su adopción ha sido muy baja. Parece que su adopción empieza a crecer, siendo ya varios los operadores que las aceptan. La eSIM consiste de un chip integrado en la circuitería electrónica del dispositivo, que tiene las funciones de una SIM. A diferencia de ésta, el chip viene “vacío” de fábrica, listo para que se le programe una identidad y se le inserten las claves de cifrado que usará para encriptar la comunicación. 

Un ejemplo ilustrativo de uso de la eSIM es cuando la incorpora un smartwatch (reloj inteligente). De manera, se permite al reloj tener su propia conexión de voz y datos directamente con la red, sin necesidad de estar aparejado con el móvil. Como la eSIM está en la circuitería del reloj, no hace falta tener un slot accesible para insertar una SIM física, con las ventajas que esto supone a la hora de hacer que el reloj sea sumergible.

Según indican las previsiones, cada vez más fabricantes de smartphones, tablets y laptops habilitarán sus dispositivos con una eSIM. Si bien es cierto que dado el gran volumen de SIMs que circula en el mundo, lo más probable es que durante los primeros años los smartphones, en particular, acepten también la SIM física aunque ya estén preparados con la eSIM interna.

Con el uso de la eSIM se facilitarán las famosas portabilidades, o cambios de operador. No significa que vayan a realizarse en menos tiempo, pues esto es algo que dicta el regulador, y implica unos tiempos para poder gestionar el cambio de operador. Lo que está por ver y supongo que pronto lo sabremos, es si el nuevo operador nos hace visitar una de sus tiendas para reprogramar la eSIM, o bien lo hace a través de un aplicativo que permita recibir las nuevas credenciales sin movernos de casa.

 

¿Todo esto de que me sirve si soy una PYME?

A cualquier directiv@ o propietari@ de una empresa le puede abrumar la gran cantidad de tecnologías y tendencias que hay sobre la mesa hoy en día.

¿Qué de todo esto se puede o se debe aprovechar para competir mejor?

Aunque en el corto plazo parezca que mi pyme no va a ser impactada por los cambios tecnológicos, mi recomendación es que te prepares para entender los nuevos conceptos que van emergiendo.

Por poner un ejemplo, la propia relación de los ciudadanos y las empresas con los bancos podría cambiar muy pronto. Los bancos buscan diseñar nuevos servicios poniendo el cliente en el centro. Desde aplicaciones de banca para el móvil, hasta procesos de aprobación de pagos.

Los servicios en la nube están evolucionando, cada vez hay más y mejores. Hay competencia entre los proveedores y eso se traduce en que sus ofertas tienen un precio muy asequible para la PYME. Esta es una buena oportunidad para la PYME para mejorar sus procesos y deshacerse de viejas infraestructuras.

La tecnología es una herramienta muy potente, a los empresarios les toca usarla adecuadamente para competir mejor. Puedes usarla tanto para mejorar la gestión de tu empresa, como para mejorar tus productos o servicios. La innovación es una de las claves para competir mejor.

Tal como he explicado en mi post transformación digital para pymes dicha transformación no va solo de tecnología, también va de estrategia, de nuevas maneras de conquistar y fidelizar clientes, de cómo organizo la empresa, entre otras cosas.

Si te sientes abrumad@ para entender los cambios que están aconteciendo y cómo están ya impactando a tu entorno competitivo en general, y a tu empresa en particular. Si sientes que debes cambiar, transformar tu empresa pero no sabes por donde empezar. Échale una mirada a nuestros servicios para PYMEs y cooperativas en este enlace. Nuestra misión es ayudaros a transformar vuestra empresa para que compita mejor en la era digital.

 

Gestión ciclo de pedido

Gestión ciclo de pedido

Cada PYME quiere vender más, bajar costes y aumentar los beneficios. Estos objetivos se consiguen si la empresa gestiona, dirige y controla sus procesos transversales con eficacia (¿Hacemos lo que se debe hacer?) y eficiencia (¿Lo que hacemos lo hacemos bien?).

 

Sin embargo, en muchas empresas la organización está formada por funciones verticales: logística, operaciones, finanzas, contabilidad, marketing, ventas y post venta. Cada función mira a sus tareas sin contemplar las tareas a su derecha o a su izquierda, es decir, las de otro departamento.

 

Resulta muy útil que la dirección de una empresa haga un seguimiento del camino de un pedido dentro de su organización. En general un pedido tiene que pasar por las siguientes etapas: planificación de las ventas y de la capacidad de la producción, creación del pedido, estimación de los costes y precios, recepción y entrada del pedido, selección y priorización del pedido, programación y gestión de horarios, recopilación del pedido, entrega, creación de la factura, y finalmente el servicio post-venta, incluyendo una posible reclamación, y devolución.

 

Siguiendo el ciclo del pedido en dentro de la organización, la dirección tiene la oportunidad de observar dónde la empresa funciona bien o dónde falla en su actividad principal: cumplir con las expectativas y con el contrato de sus clientes.

 

Optimizar la gestión del ciclo de pedidos en una empresa requiere coordinación e integración de los diferentes silos, de las funciones empresariales. Solamente cuándo se entienden los detalles del ciclo de pedido la empresa puede perseguir objetivos como bajar el tiempo de entrega de 10 días a 5 días o bajar el stock de material un 35% o aumentar la cuota de entregas correctas al cliente de 85% a 95%.

 

Gracias a la transformación digital hoy en día la PYME tiene acceso a las soluciones adecuadas a un coste económico. Muchos procesos manuales que ahora son ineficientes se puedan integrar en un software para acelerarlos y convertirlos en eficientes. Las herramientas digitales garantizan un control de los procesos transversales. Con los datos generados en los sistemas informáticos se puede gestionar, dirigir y optimizar los procesos del ciclo del pedido.

 

Estos datos son la base para tomar las decisiones adecuadas respecto a las ventas, los costes, los márgenes, la rotación, el stock, tiempo de entrega etc. La ejecución de las medidas tomadas se rige ahora por indicadores medibles y objetivos.

 

La transformación digital bien encarrilada ofrece a la PYME resultados sólidos y sostenibles en el tiempo.

 

¿Qué piensa usted sobre la gestión del ciclo de pedido y la transformación digital? ¿Qué haría usted?